Cómo moverse por Cuba y no vaciar el bolsillo

Posteado: 4 marzo, 2016 por SigueMiRastro en Cuba, Paises, Vuelta al Mundo
SigueMiRastro en bici por Cuba

SigueMiRastro en bici por Cuba

¿Cómo moverse por Cuba? Pues es muy sencillo, hay dos opciones: Barato y lento, o muy caro y rápido. Porque en Cuba todo es un poco más complicado para los extranjeros, este artículo te servirá de guía para no perderte tanto en cuanto llegues a la isla caribeña.

Salir del Aeropuerto Internacional de La Habana

Lo primero es lo primero, y si llegas a La Habana lo primero será salir del aeropuerto. Aquí vemos tres opciones:

  • El taxi amarillo ronda los 30-40 CUC (1 CUC es como 1 Euro a diciembre de 2015). Son los primeros taxis que te encontrarás a la salida del aeropuerto.
  • El taxi local, que son los típicos coches antiquísimos  ultra reparados, te costará entre 20 y 30 CUC.
  • Mientras que la opción ultra barata pasa por salir a la carretera principal, Avenida Boyero, a una media hora larga de caminata desde el aeropuerto, donde podrás agarrar una guagua o autobús que lleva a La Habana por 1 peso cubano (0,04 CUC). Para ello tendrás que cambiar tus CUC en Moneda Nacional (pesos cubanos) en la casa de cambio (CADECA) del aeropuerto. Igualmente aprovechamos para sugerir que cambiéis pocos CUC ya que la CADECA del aeropuerto no tiene los mejores tipos de cambio.
Cómo moverte en La Habana

En La Habana es fácil moverse porque tienes muchas opciones. Desde taxis-bicicleta, moto-taxi con sidecar, taxis compartidos, taxis normales y autobuses (llamados guaguas).  Seguro que me dejo mucho más en el tintero porque son los reyes en inventar nuevos tipos de negocios para llevarse un par de pelas al bolsillo.

Carro de caballo en Cuba

Carro tirado por un caballo en Cuba

Lancha en Trinidad, Cuba

Lancha para cuzar 200 metros en Trinidad, Cuba

Tenemos idea de los taxis compartidos, que valen alrededor de 20 pesos cubanos por pasajero y las guaguas que salen a 1 peso cubano.

Un dato curioso es que el mismo autobús puede tener una parada de bus a 10 o 15 metros de otra. La primera de las paradas es sólo para aquellas personas que se quieren sentar. Una vez el bus tenga todos los asientos ocupados se va a la segunda parada en donde se llenará hasta los topes de gente que decide ir de pie. Si tienes prisa desde luego vete a la segunda parada, donde la afluencia de gente se moviliza rápidamente.

Cómo salir de La Habana
Los Taxis en Cuba siempre son caros

Los Taxis en Cuba siempre son caros

Esta parte no nos salió tan bien como esperábamos y al final acabamos sucumbiendo a los taxis. Sin embargo os contamos nuestra experiencia por si vosotros le podéis dar la vuelta a lo que nos pasó.

Los locales pueden moverse entre localidades a un precio muy barato con guagua. Se van a la Estación Onmibus de Autobuses Nacionales y se pueden mover por el país por menos de 40 pesos. A nosotros nos indicaron no muy amablemente que ese servicio se presta sólo a los cubanos, y que los extranjeros nos tendríamos que dirigir a la estación de autobuses de extranjeros llamada Viazul.

Llegamos a la Estación de Autobuses Viazul, donde por un viaje que le cuesta a un local unos 20 pesos (menos de un CUC) a nosotros nos salía a 25 CUC. El viaje en cuestión es el que conecta de La Habana a Trinidad. Los taxistas que hay en la entrada de la estación Viazul nos dejaron el viaje a Trinidad a 25 CUC con recogida en nuestro hostel y dejándonos donde quisiéramos en Trinidad. Dentro de lo malo… Esto fue lo menos malo.

Cómo viajar entre localidades en Cuba

Como ya os dijimos en el apartado anterior, al menos contamos con los autobuses Viazul, con los Autobuses Omnibus Nacional y con los taxis. También hablaremos de los camiones y de hacer dedo.

Primero los taxis, el sistema “no menos caro” que hay de viajar, ya que nos lo hemos encontrado por el mismo precio que los autobuses Viazul. Podrás encontrar taxistas u otra gente que puede organizarte el viaje en cualquier zona turística, sino siempre en las cercanías de la estación de buses turísticos Viazul. También es muy posible que allá donde te hospedes tengan a un compinche que trabaje en este tipo de cosas.

Los Autobuses Viazul o para extranjeros son carisísimos. El precio del billete de autobús es más caro que en España. Normalmente se encuentra en una zona turística, salvo en La Habana, que está a tomar por culete de todo. Mejor reservar con tiempo porque al menos en temporada alta se agotan fácilmente de un día para otro y tienes que esperar un día o más para salir a otro sitio.

Autobuses Omnibus Nacional: en principio no es para extranjeros, por lo menos en La Habana estos autobuses parecen totalmente fuera del alcance de los no locales. En la práctica, y al menos fuera de la capital, hemos conseguido viajar en alguno de los autobuses aunque casi siempre peleando por poder pagar el precio justo. La mayoría de los conductores en cuanto te ve quiere cobrarte su propio impuesto revolucionario aduciendo que eres extranjero. Sus motivos son variados, cada conductor tiene su propia razón de peso para querer enriquecerse a tu costa, aunque cuando nos hemos mantenido en nuestros trece casi siempre hemos tenido que pagar el precio local o casi. Estas guaguas se pueden parar en medio de cualquier sitio donde pasen. Enseña un billete y verás como paran.

Camión público en Cuba

Camión público en Cuba

Camiones particulares o del estado: los camiones son eso mismo, camiones reformados que han puesto unos asientos, una cubierta metálica muy apañada y son incómodos a rabiar. Eso sí, más baratos que los dos primeros medios de transporte. Suele haber no demasiados autobuses nacionales para cubrir todas las necesidades de movilidad de los cubanos y por tanto hay camiones que son propiedad del gobierno y unos cuantos particulares que se han apuntado al negocio. Una vez más, aquí nos han querido hacer pagar una barbaridad de dinero y si bien hemos dejado de subirnos en alguno que otro por ladrones, otros han sido gente sencilla que nos han pedido lo normal.

Hacer dedo o lo que se llama en Cuba, hacer la botella: Para esto es muy importante que sepáis quienes son los Amarillos, que son inspectores de tránsito vestidos de amarillo y que obligan a parar a los vehículos del Estado y llenarlos de gente. Podrás verles en determinados lugares, normalmente en la salida de las localidades, establecidos como puntos de recogida. Pregunta a los cubanos dónde encontrarlos. Todo el mundo sabe dónde están los Amarillos.

Ya para terminar y como anécdota, en algunos sitios podréis encontraros carreta de caballo-taxi, que funciona entre algunas localidades como en Trinidad, donde por unos pesos podrás irte a poblaciones cercanas.

Cómo ir al aeropuerto de La Habana

Desde luego es menos complicado que desde el aeropuerto porque hay más opciones. A parte de los taxis caros y del autobús P12 que te lleva al aeropuerto desde el centro, también están las moto taxis con sidecar por algo así como 15 o 20 CUC, o por 20 pesos cubanos el taxi compartido que te deja a las afueras del aeropuerto (quién sabe, si les das algo más a lo mejor te dejan en la puerta del aeropuerto).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *