Karimunjawa, la Alcatraz de Java

Posteado: 19 octubre, 2013 por SigueMiRastro en Indonesia, La Experiencia de la semana, Paises, Vuelta al Mundo
Tito en el Ferry "Patera"

Tito rodeado de gente mientras intenta escapar de Karimunjawa en Ferry “Patera”

Nos quedamos encarcelados, no pudimos salir de un archipiélago perdido en el norte de Java durante días. Su nombre es Karimun Jawa.

Todo comienza un día en Jogjakarta, una ciudad en el centro de la isla de Java, Indonesia. Nos encontrábamos viajando con el padre de Javi, Tito, y hablamos de la recomendación de un amigo. Nos habían hablado de unas islas poco frecuentadas por el turismo internacional que tenían mucha que enseñar al mundo antes de que fuesen explotadas. Al final Tito se decidió por la aventura y nos pusimos rumbo al norte. Un autobús a Semarang, desde no saldrían barcos hasta 4 días más adelante, otro autobús a Jepara, donde tal vez saldrían al día siguiente pero nada hasta 2 días más adelante. El mundo nos estaba poniendo trabas continuamente para acercarnos hasta las islas y no quisimos escucharle.

Entre tiburones

La familia permanece unida ante los tiburones

Por fin, después de mucho esperar y mucho apretarse, después de muchas incomodidades y muchas horas de sol en la cubierta de un ferry que nos llevaría hasta las islas, llegamos a nuestro destino en el que apenas había un sitio para dormir porque eran las vacaciones de colegio en Indonesia. Nos pusimos los tres en un colchón a dormir, en una habitación sin más techo que el de la casa de tal manera que podíamos escuchar todas las conversaciones de los niños que estaban en nuestro mismo Home Stay. Y para más inri, en la población donde nos ubicábamos de no más de 500 habitantes tenía al menos 15 mezquitas de entre las cuales una estaba a 5 metros de nuestra casita, y para quien no sepa la putada que supone le explicaremos que a las 4 y pico de la mañana llaman a la oración con megáfonos a todo volumen.

Nuestra idea era pasar dos días haciendo snorkel por entre las islas en un tour que incluía el barco, el material de buceo e incluso la comida, y nuestra intención era marcharnos al día siguiente porque la isla no daba mucho de sí. Y si bien he utilizado el pasado en esta ocasión, no ha sido en vano porque por mucho que quisiéramos, marcharnos el día 3 era una quimera.

Corales de Karimunjawa en familia

Tito y Javi dando un paseo por los corales

Empezó el mal tiempo, sí, mucha lluvia y mucho viento por lo que nuestras esperanzas de al menos descubrir la isla quedaron pasadas por agua. Igualmente un día cogimos una moto para recorrer la isla principal aunque en varios momentos tuvimos que quedarnos paradísimos por el aguacero que caía. Chuzos en punta diríamos.

En fin, día tras día esperábamos por la noche a que nos confirmasen si al día siguiente podríamos largarnos. Día tras día el pescado y los calamares subían el doble su precio del día anterior, y cada día se escuchaban historias sobre otra ocasión en la que la gente se quedó 12 días encerrados y escaseaba hasta el arroz.

Lluvia en Karimunjawa

Las carreteras anegadas de Karimunjawa

¿Cómo no podíamos movernos de la isla si la tormenta era casi ridícula? El problema radica en que el ferry está construido para navegar por ríos y lagos y no soporta ningún tipo de ola “grande”, ese es el servicio que prestan a sus conciudadanos el gobierno de Indonesia, por lo que si las condiciones no son buenas, encerrado te quedas. Nos convertimos en noticias a nivel nacional.

Así pasó el tiempo hasta el día 7 cuando nos dieron los billetes y nos indicaron que temprano a la mañana siguiente cogeríamos el ferry. En principio quedamos a las 4.30 de la mañana pero como éramos demasiada gente en la isla con ganas de salir, nos avisaron a las 2 de la mañana que nos preparásemos cuanto antes porque las colas auguraban que no podríamos entrar en el ferry.

Estuvimos de pie empujándonos los unos a los otros durante unas cuantas horas hasta que por fin nos dejaron pasar. Había demasiada gente y muchos menos chalecos salvavidas en un barco que no ofrecía ninguna seguridad. Apretados en la cola y apretados y sin sitio dentro del barco con 5 horas por delante. Cuando llegamos nos recibieron fotógrafos y cámaras. ¡Nos hicimos famosos en Indonesia!

El Home Stay de Karimunjawa

Con nuestros compis indonesios de Home Stay en Karimunjawa

Comentarios
  1. […] de esta semana en Karimunjawa, la Alcatraz de Java, donde con motivo de unas lluvias torrenciales, Javi y Eva del blog Sigue mi rastro, se quedaron atrapados durante unos días tras haber estado buceando y […]

    • Tito dice:

      Si, formó parte del viaje, y como quiera que sea también nos lo pasamos bien, alquilamos motos y recorrimos la isla aunque fuera bajo la lluvia, nos dió tiempo a compartir y entender la vida de los lugareños e incluso a echar un partido de futbol de indonesios contra extranjeros, el que me conozca un poco puede decir ehhhh de futbol, pues, si de defensa, ahí no dejaba pasar un balón y que decir tiene mi mención especial a Eva la gran delantera -juega muy bien-así ganamos aunque ellos eran muy guarrillos en las entradas jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *