Preparativos y viaje de Ida a Malaga

Posteado: 19 agosto, 2010 por SigueMiRastro en Malaga de Buceo, Nacionales

Este viaje es especial, o por lo menos para mí, ya que voy a estar buceando con botella todos los días. He tenido viajes para subir montañas, viajes para ver el país, incluso viajes para hacer barrancos, pero nunca había tenido un viaje para bucear (aunque creo que no va a ser el único…).

Preparativos

Esta mañana empezó temprano, ya que aún me quedaban cosas por hacer (meter las cosas en la maleta, imprimir las tarjetas de embarque, un grandioso bocata para la noche, etc.), así que como un loco me puse a acabarlas todas, y cerca de la una y media del mediodía ya había terminado. El resto del tiempo, a disfrutar en casita…

A las tres me recoge Eva para comer un arroz a la cubana muy rico, el cual nos había hecho Elsa… ummmm que rico!!!

El Viaje

Sobre las 4:30 de la tarde nos fuimos a Santiago, ya que tenía que facturar una maleta (el equipo de buceo no me lo dejan pasar como equipaje de mano…).  Sin problema facturando, y sin problema al pasar el control, la verdad es que este viaje empieza muy bien, pero cuanto antes lo digo, antes se jode: Se retrasa el avión 13 minutos (y que todo sea eso después de lo que nos paso a la vuelta de Japón). Por lo menos no tenemos turbulencias y tanto el despegue como el aterrizaje va bien…

Alojamiento y cena
Mira que va pesado

Javi en el BackPacker

La cena fue sencilla, un bocata de lomo y queso que traía de casa. Pero los problemas surgieron con el alojamiento, ya que voy al primero que pensaba que me tocaba y después de que el pobre tio estuviera buscando la reserva un buen rato, me doy cuenta de que me equivoqué de sitio (también el tio era un poco tonto…) vuelta a caminar hasta mi nuevo sitio… A donde me dirijo es al “Babia Hostel Centro”, pero lo único que me encuentro es un “garito” con música a todo trapo y algo de gente… Entro y el barman me dirige al Dj, que es quien hace el check-in. Poco lo entendía, y es que el tio estaba borracho, pero nos entendimos, me enseño la habitación y hable con unas francesitas.

El problema viene cuando un francés cree que estoy en su cama, y después de mucho hablar con el borracho de “recepción”, me cambia a mí de habitación. Lo mejor es que para disculparse, me hace la cama y nos invita a mi y a las dos chicas (unas francesas casi despanpanantes) a unos mojitos… Y heme allí con las dos francesas, esperando a por los mojito y preguntándonos si habían ido a por la menta a Madrid, cuando nos dan unos mojitos de un litro… 0_0 un litro entero para mi…. Nunca había probado mejor mojito, NUNCA.

Cuando me acabé mi mojito, una de las francesas me dio parte del suyo, y después una buena ducha, un poco de escribiros, y para la cama…

Que día más provechoso… 😀

Comentarios
  1. Evichu dice:

    Asi que a partir de las 13.30 quedaste disfrutando de la casita…Te voy a tirar de las orejas!!! Fueno chudi, que no te perturben mucho mas las francesas jejeje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *