Eva

By SigueMiRastro

Eva en un Tren, bajando Navacerrada

Llevo rehuyendo desde hace meses de escribir el apartado de la página web titulado “Sobre mí”. Siempre pensé que aparecería la inspiración y en el momento menos esperado los dedos se moverían solos. Sin embargo debo decir que no ha sido así, y cuando se me pasaron miles de ideas brillantes por la cabeza fue en el cuarto de baño, mientras me duchaba y me da a mí que el papel no sobreviviría más de una línea.

He pensado en lo mucho que me gusta viajar, desde descubrir callejones nuevos dentro de mi ciudad, hasta perderme entre comarcas caminando sin dirección alguna en el medio de un país que no conozco. Y después de esta reflexión he recordado que no siempre fue así.

Mi apego al viaje no comienza cuando era pequeña. No me gustaba que me llevasen en coche los fines de semana a comer a diferentes sitios de mi provincia. No me gustaban los viajes largos porque me mareaba en el coche. Hasta les debí de dar mucho la paliza a mis padres con lo mucho que me apetecía llegar de una vez a nuestra meta. Con unos 5 años viajar en caravana por toda Italia durante casi un mes se me hizo eterno, al menos hasta que parábamos.

Pero fue más adelante, cuando me marchaba a Irlanda, Canadá o Estados Unidos a conocer a una familia que me acogería durante un mes entero cuando me empezaban a volar mariposas por el estómago, y sabía que quería conocer a más gente increíble como aquella. Siempre tan buena gente, siempre ha sido un placer conocerles. Y quería saber si había más gente y más países con personas extrañas con la que compartir un tiempo juntos, probar sus comidas para mí desconocidas y ver lugares que me abrían los ojos porque eran preciosos y diferentes.

Eva haciendo el Camino Portugués en bici

Cuando marché a estudiar a Italia, con una beca Erasmus, me dedicaba los fines de semana a señalar con los ojos cerrados un lugar de ese mismo país en el mapa que tenía en mi habitación alquilada. A veces sola y a veces con algunos amigos poníamos marcha a donde había caído el dedo. Las primeras veces en Pisa, Florencia, Peruggia… A Peruggia me cuadró ir sola y la aventura que tuve ese día pocas veces podrá repetirse. Me colé en un grupo de turistas italianos con guía y todavía no entendía ni papa de italiano, eso sí, como algo entendía me pegué a ellos y fingí ser muda, así me evitaba dar unas explicaciones que no tenía ni idea de por dónde podrían dirigirse. El grupo era muy majete, aparte de tratarme como oro en paño, me ofrecían su comida. Pasaron miles de cosas ese día, fue entonces cuando comencé a tener claro que lo mío era viajar.

Llevo años sentada delante de un ordenador soñando con el día que sea oportuno para marcharme y poder realizar este gran sueño que es dar la vuelta al mundo. La existencia no te pone las cosas fáciles, nunca te pone una fecha en el calendario para que puedas marcharte sin problemas, pero sí te da la capacidad para tomar una decisión cuando estás listo para ello, y a mí me ha llegado ese momento.

Eva dando una vuelta por el crater del Fuji

He pasado de ser un bebé, a una niña que iba al colegio y al instituto. Con mis muchas dudas de cómo funcionaba este mundo aunque con ganas de comérmelo, cambiarlo y mejorarlo me metí a estudiar Derecho, pensando que un día podría ser embajadora o defensora del medioambiente. Cuando te enteras que después de un Master en Gestión y Política de Medioambiente no hay trabajo para ti porque las cosas fuera de la capital están muy mal, me metí en la única opción que vi como posible, ser abogada. Con sus más y sus menos he estado trabajando y adquiriendo una experiencia en este campo muy amplia y variada, y sobre todo he sido capaz de sentirme cómoda dando a conocer mis puntos fuertes. No obstante todas las semanas me paro a pensar en las oportunidades de otros colectivos en Europa, que mandan a sus hijos a descubrir por sí mismos el resto del globo antes de que se embarquen en la acostumbrada titulitis que regenta los países llamados del primer mundo.

A lo japonés. Onsen en Hakone, Japón.

Por otro lado, poco a poco en tu vida te vas dando cuenta de que no te importa tener una super televisión, o tener el coche último modelo e incluso en la mayoría de los casos ni necesitas el coche. Me llega con un colchón para dormir, comida para comer, un poco de ropa que vestir y los demás son añadidos que no te aportan felicidad extra. Quisiera verme en la situación en la que mi casa fuera una mochila con mis necesidades básicas, probarme a mi misma que es verdad que sólo hace faltar la salud y una buena compañía como Javi.

Tengo mis dudas acerca del viaje, creo que echaré de menos mi sofá (jejejeje), pero malo será que cualquier alto en el camino no pueda hacer que mis siestas sean mejores que las que ahora disfruto en mi casa.

Comentarios
  1. Hola Eva:

    Solo quería que supieras que te admiro por poder realizar tu sueño de dar la vuelta al mundo, son recuerdos que permanecerán por siempre. Soy Peruana, madre y esposa y me consuelo viendo el mundo a través de tus ojos, te deseo lo mejor y que sigas recorriendo el mundo, si pasas por Perú me encantaría conocerte, éxitos.

    Nelly Orellano V.

    • SigueMiRastro dice:

      Hola Nelly,

      Ha sido todo un honor leer lo que me has mandado. Muchas gracias por creer en lo que estoy haciendo, porque creo que antes o después todo el mundo se tiene que dedicar a uno mismo, sin perderse en otras personas o circunstancias. Puede llegar antes o después, pero si uno quiere siempre llegará. Ser madre y esposa es una aventura increíble también, espero que sea una historia maravillosa que podrás contarme un día cuando te apetezca escribírmela. Tal vez el día que pase de nuevo por Perú me quieras dar los detalles mientras tomamos un café o un pisco sour (no me acuerdo cómo se escribe jejeje). Uno de mis mejores amigos es de Lima y pienso volver a verle en algún momento de este viaje.
      Éxitos para tí también y hasta dentro de un ratito.
      Un abrazo enorme.

      Eva

  2. Lucho dice:

    Tu lo que eres es una perroflauta con la visa del papi que va haciéndose la moderna por la vida…deja de engañar a la peña…aburrís con vuestra humildad, y os estáis riendo de la gente que no tiene ni para comer.

    • SigueMiRastro dice:

      Anda, hacía tiempo que no me insultaban tan gratuítamente y sin conocerme (y eso que parece que sabes mucho de mi estilo, trabajos y cuentas bancaria). Sólo te diría una cosa, no seas masoquista, si te hace daño leer sobre gente que está viajando, pues no lo hagas. ¡Sé feliz, tú también puedes!

    • Bibi dice:

      Qué maliña es la envidia… ay ay ay…

  3. Anuncia dice:

    Querida nieta. Gracias a tu página puedo verte. Veo que estás feliz, lo que me hace seguir viviendo para verte así de contenta.
    Me gustan mucho tus fotos.
    Cuando me ponga triste siempre vendré al ordenador para verte.
    Os quiero mucho a los dos. Cuidaros y os vigilaré desde España!!!!!!!!!!!.

    • SigueMiRastro dice:

      Hola Abuela, ha sido una impresión bastante buena leerte por estos lares.Qué bien que te hayas pasado por nuestra página web, así podrás echarme un ojo de vez en cuando, para que veas que me cuidan bien. Es que siempre estoy bien acompañada jejejeje. Escríbeme cuando quieras que aquí estaré para responderte antes o después (dependerá de internet más bien). Un bico, parrula.

  4. Bibi dice:

    Hola Eva y Javi!!!

    Soy Bibi, amiga de Cris.
    Me quedé con muchas ganas de conoceros en vuestra última visita a la Coruneno. Ahora mismo estáis en una de mis ciudades de ensueño, y ¡ay!… qué duro se me ha hecho leer este miniresúmen. ¡Qué difícil pinta, y qué hermoso a la vez!. No sabéis lo que os admiro, incluso sin conoceros. Creo que el mundo sería maravilloso si estuviese lleno de personas como vosotros, que creen en los sueños, y luchan por llevarlos a cabo. Yo todavía estoy en ese proceso de madurez de las decisiones… que quizá sea el más duro. Pero quién sabe… Quizá algún día, quizá pronto, o quizá jamás… nos encontremos en ese viaje… En cualquier caso, acabaremos conociéndonos. Que sigo deseosa de ponerle cara a todas estas historias de cuento.
    Hasta entonces… seguid disfrutando y no dejéis de compartirlo con el resto.
    ¡Un abrazo muy grande!

    • SigueMiRastro dice:

      Hola Bibi!! Cris me ha hablado de ti y la verdad es que es una pena que no hayamos podido coincidir en la Coruuuu buaahhh. Si te digo la verdad, viajar es tener al fin y al cabo un trabajo que consiste en sacarte las castañas del fuego a cada momento porque todo es nuevo y no sabes cómo leches funciona nada hasta que vas viviendo poco a poco el país. Y cuando te acostumbras ya te estás preparando para el nuevo sitio… Vamos, emoción constante y sonante. Si un día te diera por dejarlo todo aunque sea un ratito (hay viajeros de muchas clases de duración, sólo tienes que descubrir quién eres tú) nos encantaría encontrarte por el camino y celebrarlo con una cervecita que no sea Estrela Galicia, aunque las eche de menos más que al pulpo, que ya es decir. Un abrazote enorme de los grandes y gordos. Y no dejes de escribirnos aunque sea para hablar de tus dudas, aquí estamos. Besosssssssss!!!

  5. Fernando dice:

    Hola chicos os echo de menos un montón. La verdad que me alegro muchísimo, de veros siempre por aqui, y es cierto en la vida no todo es trabajar, y si te das cuenta que al salir de España todo es diferente, para bien o para mal,siempre contareis con mi apoyo y admiración. en mi trabajo ahora tengo la oportunidad de conocer a todo tipo de gente y de todos los paises del mundo, y si te das cuenta que aún nos queda muchisimo por aprender. Pero siempre contareis con mi apoyo, y no hagais caso de algunos comentarios, por que los que os conocemos sabemos como eres en realidad, y lo que costó cumplir vuestro sueño. y tb se que todo lo que estais haciendo ahora, os enriquece y enriquecerá de por vida. a si que disfrutar de cada segundo de vuestra aventura, y ojala muchos disfrutaran de cada segundo de sus propias vidas, en vez de criticar, pues vosotros teneies el valor de cumplir vuestros sueños, y sólo os deseo la mayor felicidad del mundo, puesto que vuestros corazones se enrricen con cada dia y aventura que os surje en el camino. OS QUIERO UN MONTON Y MUHOS BESOS A LOS DOS, ÁNIMO Y ADELANTE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *